Filial brasileña de E2E construyó hospital en 40 días

Solo 11 días bastaron para desarrollar los módulos que se montaron en otros 7, para levantar en Sao Paulo un nuevo hospital de 100 camas para pacientes contagiados con Covid-19.

La construcción acelerada de un hospital en Wuhan, China, fue un verdadero escudo de contención frente al temido Covid-19, que ahora amenaza a todo el mundo, incluido Latinoamérica. Es por ello que la filial brasileña de E2E, Tecverde Engenharia, se puso manos a la obra inmediatamente, para asumir el desafío que representa la pandemia. ¿El resultado? Levantó en 40 días un hospital de primer nivel para la ciudad de Sao Paulo.

Este recinto, cuenta con 100 camas dedicadas para atender a pacientes contagiados. Actualmente, la producción y el montaje están completos y solo quedan pendientes las terminaciones, que finalizarán en 10 días.

El período de montaje tuvo una duración de 7 días, tras una producción que solo tomó 10 días para el chasis, 5 días para los paneles de muros y 11 días para los módulos. Los principales materiales utilizados fueron la madera, acero, isopanel (PUR), junto con tableros de yeso cartón y fibrocemento.
En términos presupuestarios, este proyecto implicó una inversión de 10 millones de reales (US$1,9 millones) y la participación de alrededor de 150 personas.

“El proyecto fue diseñado en un tiempo récord (alrededor de una semana) con la participación de 25 ingenieros de tres estados diferentes, todos trabajando de forma remota”, comenta Felipe Montes, gerente general de E2E.

Para enfrentar el desafío de combinar estas tecnologías (panelización y modularización), solo se requirieron 11 días con una preparación de tres y un tiempo de espera de cuatro días por módulo. Para ello, “se crearon horarios específicos, con análisis individual, una vez por turno, con participación de todo el equipo directivo, lo que nos permitió identificar desviaciones con una velocidad importante. El esfuerzo resultó en takt time (tiempo medio entre el inicio de la producción de una unidad y el inicio de la producción de la siguiente) de 2.7 horas por módulo”, cuenta.

Según el gerente que estuvo a cargo de este proyecto, el hecho de que el equipo sea extremadamente maduro y capacitado fue la condición fundamental para cumplir con los plazos. La infraestructura hospitalaria -que estará disponible al público exclusivamente por el Sistema Único de Salud (SUS)- fue construida en una asociación entre Tecverde Engenharia SA y Brasil ao Cubo, posible por la unión de Ambev, Gerdau y el Hospital Israelita Albert Einstein.

Este será un recinto permanente, adscrito al Hospital Municipal M'Boi Mirin, que pasará a formar parte de la red de salud pública de la ciudad.

Galería

E2E - Creando una nueva forma de habitar